La identidad es transferible

Al crear una marca estamos haciendo mucho más que eso, estamos dando nacimiento a una identidad * La ansiedad es la gran enemiga en estos procesos. no hace más que crear identidades que se contradicen con nuestros objetivos *  El trabajo profesional requiere un poco más de tiempo, pero nos acerca al éxito, es decir nos permite a dar a luz una identidad que refleje lo que somos, que hacemos y para quién lo hacemos.


La identidad es una circunstancia de ser de una persona o cosa determinada por un conjunto de rasgos o características que la diferencian de otras. Nuestra identidad está plasmada en una tarjeta que llevamos a todas partes y que, frente a otros nos avala con datos precisos: nuestro DNI; nombre, apellido, huella digital son algunos de los elementos que nos hacen únicos, con datos intransferibles.

¿Qué pasa con las empresas, marcas y organizaciones? También deben tener una identidad concreta. Todos reconocemos la presencia de los sellos mundiales donde sea que los encontremos. Pero, qué hace que digamos “ese es el rojo de Coca Cola? “Mirá, es como la pipa de Nike!”.

Las marcas que trabajan correctamente su identidad saben que lo más importante es que te conozcan para que luego te reconozcan.

Cuando yo me presento digo: “Hola, este es mi nombre y apellido, soy morocha, de tez blanca y tengo un carácter amable y enérgico.” De ahí en más, cuando otros hablen de mi utilizarán más o menos esas características para diferenciarme de otras mujeres que son altas y rubias.

Un trabajo profesional de identidad lo primero que debe definir es quién es y cómo se debe ver la marca, para que los clientes puedan reconocerla y diferenciarla de su competencia.

La identidad está definida por:

El nombre

El nombre de una empresa o producto se escribe de una forma específica. Las mayúsculas y minúsculas, las separaciones o uniones entre palabras, y aún los signos agregados deben repetirse desde el momento de la definición y hasta que se decida realizar un cambio de imagen concreto. Recuerde que el nombre debe ser fácil, que genere reminiscencia, que no sea complejo de escribir y que (ahora más que nunca) sea fácilmente adaptable a los formatos digitales.

La búsqueda de un buen nombre para una empresa no descuida un relevamiento sobre si será posible registrarlo como marca y en los organismos de dominios nacionales (com.ar) o internacionales (.com, .net, entre otros)

El diseño

Isotipo, Logotipo o Isologo: Son tres formas de definir la morfología que será de ahí en más el sello de la marca, vulgarmente llamada “logo”. El Isotipo es solamente el dibujo que representa la marca (la M de Mc Donalds); el Logotipo es el nombre con diseño (la palabra Coca Cola); y el Isologotipo es la combinación de diseño del nombre más alguna imagen que sea sello de la firma (el logo de Burguer King combina ambas).

Entonces, ¿cuál es el que le conviene a mi empresa? A partir de tener definido el nombre de la marca y con los datos aportados en la definición de la identidad, son los diseñadores profesionales de la identidad visual quienes están capacitados para crear estratégicamente el diseño de la misma.

Fuente Helvética
Si su empresa aún no tiene un diseño que la represente, siempre la mejor opción es utilizar una tipografía simple y desprovista: fuentes como la Helvética (o la conocidaArial) u otras desprovistas de decoraciones (en general llamadas “san serif”) son la elección correcta mientras se desarrolla el diseño final de la marca.

El color

El color afecta nuestra vida. Es lo que vemos. El color comunica: recibimos información del lenguaje del color. Es emocional: despierta nuestros sentimientos. (La armonía del color. Bride M. Whelan)

Tanto el nombre como el color son los elementos que más ansiedad generan al momento de definir una identidad visual, pero para definir la paleta cromática contamos con algunas ventajas como los estudios sobre las sensaciones humanas al percibir un color según las costumbres de su sociedad y las estructuras psicológicas de los clientes a los que nos queremos dirigir.

Cuando decidimos sobre el color debemos tener en cuenta que los sistemas de impresión y transmisión, la disposición, y los distintos soportes -incluidos los digitales- donde representaremos la marca influyen en la percepción del color de la misma.

Nuestra identidad es transferible

Ya seguros de cómo nos llamamos y cómo nos queremos mostrar, es conveniente encargar un Manual de Marca.

El manual detalla extensamente datos como disposición de la marca, diseño, colores normalizados  según los distintos formatos y materiales de impresión, usos correctos e incorrectos y familia tipográfica a utilizar en la comunicación.

Marcas internacionales ofrecen para su red de agentes oficiales manuales en línea, como el caso de la coreana KIA asegurándose que los profesionales que trabajan con su marca respetan su uso en todo el mundo.

En Praga Comunicación nuestro objetivo al crear una buena identidad para una empresa es que sus bases sean sólidas y le permitan crecer con esos buenos cimientos, no perder identidad en el tiempo y transferir sus características a nuevos desafíos y proyectos.

Tatiana Fontana
Lic. en Comunicación
Fotos gentileza de Alexandra Marcu y Alexander Andrews

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *